El puente y el peatón

En mi búsqueda sobre datos de accidentes de tránsito donde peatones y ciclistas están involucrados me encontré con titulares de diarios digitales que ayudaban a reforzar el escenario en el que el peatón es responsable por accidentes viales: “Muere joven atropellado cerca de puente peatonal”, “Moto la mata debajo de puente peatonal”, “Peatones prefieren el riesgo antes que usar los puentes peatonales”, y otros ejemplos como el que nos mostró Mariana Ayala en una publicación pasada en el blog de Ellas en bici sobre la acusación al peatón por su uso de las calles. ¿será cierto que el transeúnte es capaz de jugarse la vida diariamente para cruzar una calle?, ¿el 50% de los capitalinos es tan irresponsable para no usar los cruces diseñados especialmente para peatones?

Los puentes peatonales facilitan y promueven el uso del automóvil, además de que se han vuelto lugares perfectos para el robo y la acumulación de basura; según un estudio del Instituto de Geografía de la UNAM el 50% de los capitalinos no usa los puentes, sin embargo, ello no significa que haya una mala educación sino que el peatón no cuenta con suficientes opciones de movilidad sobre el resto de los tipos de transporte; aun cuando debería estar por encima de estos.

 Puente peatonal en DF

Esta crítica ha sido apoyada no sólo por grupos civiles sino también por organizaciones dedicadas a la investigación urbana como ITDP y la asociación Movilidad y Desarrollo. Estas agrupaciones argumentan que la satanización del peatón y el fomento del uso del auto afecta la movilidad en las ciudades y por tanto la calidad de vida, por lo que es necesario cambiar de estrategia respecto a cómo son concebidas las urbes. Francisco de Anda, director de la asociación Movilidad y Desarrollo, afirmó que el 70% del espacio en la ciudad es para edificaciones y el 30% son vialidades, de este último dato sólo el 5% está destinado para el peatón.

Si se sigue alentando el uso del automóvil con la creación de más vialidades, puentes peatonales, reglamentos laxos sobre estacionamientos, pronto alcanzaremos el futuro que describió Bradbury en 1951 con su cuento El peatón, donde andar a pie será perseguido por la ley.

Nota: este artículo se publicó originalmente en el blog del colectivo Ellas en bici.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s